Este texto de Juan Ramón Jiménez es para mí un ejemplo de «lo civilizado».

3 Comentarios


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *