Un equipo de arquitectos ha realizado en Albania el proyecto Concrete Mushroms (Champiñones de hormigón), consistente en catalogar y proponer nuevos usos para las ruinas de los bunkers abandonados.
En el Levante Almeriense hay numerosas ruinas champiñón, muy parecidas a los hornos tradicionales de la comarca, y también restos de otras fortificaciones más antiguas que van jalonando la costa sin perderse de vista entre ellas. Recientemente se ha restaurado la Torre del Perulico, en Mojácar, situada junto a la torre de Macenas, y se ha convertido como por arte de magia en una torre a una escalera pegada.
El proyecto Champiñones de Hormigón propone algunos usos interesantes para los bunkers, como pequeños alojamientos, puntos de información, aseos o vestuarios, kioskos de bebidas o tiendas de regalos, que podrían formar una buena red de servicios en la costa del Levante Almeriense, dada su estratégica ubicación.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies